La hegemonía de Acid King en el stoner rock

Cientos han sido las bandas que han nacido en el vientre de un estilo, pero que posteriormente se han desarrollado bajo el anhelo de otras categorías musicales amparadas por los jugosos contratos discográficos y los respectivos beneficios económicos  que dicha rama musical trae consigo. Si bien existen agrupaciones que viven en una innovación musical constante (Radiohead), también es cierto que hay un gran número de ellas que ocupan este argumento simplemente porque han caído en el desquiciado mundo del mainstream, lugar donde se prioriza el álbum rentable, pero no necesariamente  de calidad.  Un claro ejemplo de esto es Metallica, quienes fueran amos y señores del Thrash metal en los 80 y que se convirtieran en “enemigos públicos” luego del lanzamiento del Black Album (Metallica) y todos los discos que lo sucedieron.

No obstante, también existen aquellos que nacen, se desarrollan y mueren en su ley  sin importar que durante toda su vida toquen en discotheques o que no figuren como  cabezas de cartel en eventos de mayor magnitud.  Justamente, una de esas bandas  es Acid King,  devotos acérrimos de su ley, que vendría a ser el Stoner Rock y que a pesar de los años no han renegado en lo absoluto de su cepa musical.

Ricky Kasso, The Acid King.

El origen del trio no deja de ser peculiar. Este se remonta a principios de los años 90 cuando a Lori. S (guitarrista, vocalista y líder) le recomiendan un libro llamado Say You Love Satan (Di que amas a Satán) inspirado en la vida del asesino de Northport llamado Ricky Kasso, apodado The Acid King (El rey del ácido) producto de su afición a las drogas, quien mató a un compañero de clase por no adorar al diablo. Tal hecho tuvo una repercusión mediática importante debido a las constantes acusaciones sobre letras y cultos alusivos al satanismo que los grupos conservadores liderados por el Parents Music Resource Center (Centro de Recursos Musicales de Padres)  le otorgaban al  Rock/Metal.  La obra sobre Kasso inspiró a Lori a crear una banda musical, de hecho fue el apodo del singular protagonista el que le dio nombre al grupo. Tal inspiración no se quedó tan sólo en el nombre, hay letras de canciones que hablan sobre temas relacionados con el diablo (Evil Satan) y el uso de estupefacientes (Carve the 5).

Desde el lanzamiento del EP  homónimo en 1994, producido por Dale Crover, conocido por ser baterista de Melvins,  la banda de San Francisco demostró su devoción por un estilo que se estaba consolidando como uno de las alternativas al grunge. Su ópera prima resultó ser una rareza en la época ya que tenía atisbos de Black Metal,  tal es el caso del tema Drop, influencia que se acentuaría tiempo después con 39 lashes, canción perteneciente al Busse Woods (1999). Posteriormente vendría Zoroaster, nombre inspirado en Zoroastro, padre del Mazdeísmo o Zoroastrismo, el cual sería la última producción realizada bajo el sello Sympathy for the Record Industry. Dicho álbum sería combinado con el EP Acid King para  formar su pieza más reciente  denominada The Early Years lanzada en 2006, esta vez  con Leaf Hound Records. Este último suceso no deja de ser importante, ya que gracias a la reedición de sus discos la banda ha sabido entrar nuevamente al mercado cuyo abanico musical nuevo se ve atestado de agrupaciones que apuestan por música más ligera o netamente comercial, práctica fomentada por laboratorios llamados Mtv o Disney Channel. Por fortuna, tal categoría no recae en la mayoría. Es así que se reeditan Down with the Crown y Busse Woods, este último inspirado en el bosque ubicado a las afueras de Chicago en donde tanto la vocalista como miles de jóvenes más solían asistir para comprar y consumir drogas. Ambos discos presentan un sonido áspero, pero a la vez armonioso que llegan a tener pasajes psicodélicos en sus prolongados riffs. Resalta la voz de Dale Crover, el cual potencia las secciones más oscuras y apoya la voz corrosiva de Lori.S.

Al entrar al nuevo milenio lanzan Free, seguido por Acid King 3 que fue lanzado en vinilo y finalmente el ya mencionado The Early Years. Todos ellos simbolizan el espíritu del Stoner, un rock cuyo nombre  proviene de las inspiraciones que los artistas arraigados en el desierto hacían bajo efectos de estupefacientes. El alma de Acid King es hacer música que te haga encontrar atmósferas, que te someta a entrar en pasajes psicodélicos llenos de ideas bizarras sin la necesidad de estar dopado. La idea es drogarte con su música. En ese sentido, la banda ha tenido una progresión encomiable en cuanto a la realización y producción de sus últimas obras puesto que son tanto o más profundas que las anteriores. Representan la acidez de un género que se ve pésimamente asociado a Queens of the Stone Age  y que suma cada vez más adeptos dentro del mundo underground.

Si bien es cierto, hoy en día no existen exponentes de Stoner Rock que sean muy conocidos, siempre será Kyuss quienes resalten en el tema ya que fueron los creadores del género y por el hecho de que se han convertido prácticamente en una banda de culto en las generaciones que no los lograron ver. Leyenda que por fortuna no se ha visto enlodada por Kyuss Lives, gira de reunión llevada a cabo por algunos de los ex integrantes de la banda los cuales, por lo visto, se sentían faltos de ideas y figuración mediática producto del fracaso de sus proyectos personales. Lejos de estar a la sombra de Kyuss, Acid King ha construido una sólida carrera basándose en la creencia de  seguir tocando aquello que los vio nacer y que es el eje que une a los integrantes desde 1993, año de nacimiento del trio formado por Lori. S, Joe Osbourne (batería) y  Mark Lamb (bajo).

Más allá de ser una banda de muy poca difusión, los reyes del ácido tienen una nomenclatura  única que se encuentra incrustada en el ADN de cada uno de los integrantes de la agrupación. Sus bases sólidas de rock pesado los han llevado a formar parte del grupo selecto de bandas que son fieles a sus principios musicales y que, sin tener mayores ambiciones,  siguen aportando con producciones interesantes y ricas en nutrientes rockeros. Acid King se erige como una futura leyenda, así como lo fue Anvil, que con su bajo perfil, poco reconocimiento y exiguo presupuesto van construyendo su propio camino  a transformarse en próceres de su estilo e inspiraciones anónimas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s